¡Gracias totales! Más de 500 personas participaron en nuestro primer ciclo de apreciación artística y memoria colectiva

  • Más de quinientas personas convocó durante su primera edición el ciclo testimonial de apreciación artística y memoria colectiva “Activa tu Presente con Memoria”. Teniendo como principal punto de encuentro a la Sala David Stichking, durante ocho jornadas y 16 actividades el ciclo logró el objetivo de irrigar el panorama cultural de Concepción, abrió un espacio íntimo de apreciación artística desde la memoria, tanto de artistas y gestores, como de las personas que participaron de sus tardes de diálogos testimoniales y muestra documental. La iniciativa independiente se realizó en el contexto de la Escuela de Verano UdeC, del 10 al 20 de enero de 2017 y tuvo como eje temático al Cine.

 

Formando parte de la Escuela de Verano de la UdeC -que este año descolló en actividades gracias una gestión conjunta y en alianza con otras iniciativas- el ciclo tuvo cada jornada un testimonio distinto sobre desarrollo de cine, esa variedad atrajo y reunió en un mismo espacio a públicos diversos en edad e intereses, generando una enriquecedora experiencia de intercambio generacional.

Dado su objetivo intimista, la sala se montó con un aforo máximo de cuarenta personas, cantidad alcanzada todas las jornadas a excepción del jueves 12 en el Auditorio Universidad de Concepción durante el testimonial y doble función documental de la investigadora Alicia Vega, que convocó a 380 personas. En tanto, el viernes 20 de enero, la tarde de Trueques al son del Vinilo fue el día con menos asistentes, con sólo ocho personas. El promedio diario durante las otras seis jornadas fue de 32 personas, totalizando 192 asistentes a los diálogos.

Con el propósito de conocer a su público y diseñar actividades de interés, el ciclo desarrolla un estudio de audiencias a partir de encuestas cuyos datos permitirá vincular contenidos deseados.

 

 

Algunas de las experiencias más destacadas del Ciclo:

PATRIMONIO

El equipo de Proyecto Vermut inauguró la semana con una presentación de Isabella Cichero y María José Mendoza, referente a sus cinco años de vida dedicados a la investigación y rescate de la infraestructura cultural de Concepción y difundir el cine chileno en las galerías que alguna vez albergaron salas de cine y que actualmente se encuentran en desuso o son utilizadas con otros fines comerciales.

“Estamos muy felices con la actividad en Activa tu Presente con Memoria, participamos de un diálogo compartiendo recuerdos e ideas que ayudan a construir un Proyecto Vermut más ciudadano” señaló el equipo, haciendo alusión a la interesante conversación que se generó entre ellos y el público de la sala, con muchos datos patrimoniales, memorias sobre la importancia que antaño tuvo el cine en la vida y acceso a la cultura de los penquistas, además de innumerables expresiones de agradecimiento hacia el proyecto.

 

IDENTIDAD REGIONAL

El miércoles 11 paulatinamente se fue llenando la Sala David Stitchkin hasta reunir a sesenta personas conociendo la increíble historia del Festival Internacional de Cine de Lebu, FICIL Bío Bío desde su origen en la mítica Caverna Benavides hasta desarrollarse durante sus 17 años de vida, tiempo en el que ha logrado crecer  extendiendo su gestión hacia la Industria y la Educación. A través de Escuela Cine Lebu, en la actualidad el festival permite a niños y jóvenes de Arauco conocer el lenguaje del cine a través de talleres y desarrollar sus propias piezas audiovisuales asesorados por profesionales.

A través del testimonio de su creadora, Claudia Pino Saravia, se dialogó sobre lo que significa gestionar a pulso el desarrollo artístico en Chile, desde lo que fuera la llamada División de Cultura del MINEDUC en la década del noventa, hasta lograr alianzas nacionales con su devenir en Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y futuro Ministerio. “A veces no logro medir el enorme alcance que tiene el Festival, en el cual no paro de trabajar y pensar cada día, abriendo nuevos espacios, uniendo ideas, trayendo nuevos artistas y formando audiencias. El Festival ya es un adolescente y siento que tiene hijos, sus réplicas en otras ciudades de Chile y a través de nuestras subsedes en otros países”, expresó Claudia Pino.

Durante el testimonial de FICIL Bío Bío se exhibió el documental “Mocha Dick. La ballena mapuche” presentado por uno de sus directores, Gonzalo Fredes. El público se duplicó y luego de conversar sobre el docu, pidió una nueva función, produciéndose así el primer bis del ciclo.

 

TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Fue una tarde inolvidable para las casi 400 personas que asistieron al encuentro testimonial con la Maestra Alicia Vega, el jueves 12 en el Auditorio Universidad de Concepción. La octogenaria investigadora experta en cine documental, dialogó activamente con la comunidad de la Escuela de Verano, ampliando con su testimonio los “Horizontes del Cine” hacia la educación artística y la consciencia social.

Invitada de Honor del ciclo, Alicia Vega arribó a la capital del Bío Bío para entregar su testimonio en el Auditorio Universidad de Concepción con estudiantes, profesores, transeúntes y amantes del cine, a quienes también presentó el célebre documental de Ignacio Agüero que retrata su labor en poblaciones obreras de Chile durante los duros años ochenta. Tras ver “Cien niños esperando un tren” la investigadora entró en escena para dialogar, treinta años después, con una emocionada audiencia. Las intervenciones del público fueron mediadas por el académico Marco Valenzuela Castellanos.

“Fue una tarde espléndida, para mí una alegría estar dialogando con las personas en forma directa y con muchos asistentes en la Universidad, hablando sobre el taller de cine para niños y sobre el documental de Ignacio Agüero que documentó esta experiencia sin exacerbar ni hacer nada ficticio en ella, sino mostrando lo que era el pañis en ese momento, el año 85, cuando estábamos en dictadura” dijo la Investigadora tras finalizar el encuentro.

Para la Directora de Extensión y Pinacoteca de la UdeC, María Soledad González, el encuentro constituyó un verdadero hito “el dialogo que vivimos en el Auditorio resulta ser histórico para la Escuela de Verano y la ciudad de Concepción, dada la importancia que tiene Alicia Vega en el Cine de nuestro país y por su historia como pedagoga en poblaciones marginadas de Santiago, estamos felices de ver el documental a sala casi llena y luego poder estar, treinta años después, con la propia Alicia presente frente a nosotros, contando su valiosa experiencia de vida y trayectoria en la Escuela de Verano que este año ofrece muchísimas actividades atractivas”, señaló.

 

AUDIENCIAS LOCALES

El viernes 13 la tarde fue tranquila, cerrando la primera semana con la historia de del Ciclo Ovni contada por su creador, el artista visual Alex Letelier Rivas. Fue notable  la diversidad de personas que conformaron el público del testimonial “Elegí programar. Cine y Audiencias de mi ciudad”:  liceanas, jóvenes universitarios, amigas de la tercera edad, transeúntes despistados y seguidores del Ciclo Ovni. Interesante fue el cruce de miradas y la difusión de los espacios independientes de Concepción, como Casa 916 o Zaguán, sitios en los que ocurre exactamente lo que muchas personas buscan: encontrarse a intercambiar pensamientos y aficiones como por ejemplo, el cine.

No sólo con el documental TOKIO GA del cineasta alemán Win Wenders fue comentado, también Alex Letelier compartió algunas de sus secuencias preferidas. A través del visionado de esos fragmentos los asistentes pudieron apreciar el lenguaje cinematográfico como propuesta de arte y conocer más acerca de la idea que Ciclo Ovni viene desarrollando en la independencia total al modo de un cine club, por tanto muy vinculado a su nicho de espectadores. El ciclo se ha convertido en una experiencia única en su tipo también por su propuesta gráfica y carácter itinerante. Desde el 2014 ha programado instancias con entrada liberada y bajo costo, en diversos espacios independientes de la ciudad de Concepción, alcanzando una convocatoria de mil quinientas personas que asistieron a encuentros de aforos pequeños.

“Me siento feliz, muy conforme con lo logrado. He tenido la posibilidad de exhibir películas que si no hubiese sido en Ciclo Ovni, jamás habrían llegado a Concepción. Y he compartido con personas que tienen los mismos intereses que yo” señaló joven programador cinéfilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star